Cátedra Miradas por el Autismo

Uno de los motivos principales de la creación de la Fundación Miradas fue separar una serie de necesidades específicas que tienen las personas con TEA, así como velar por sus derechos y defenderlos ante posibles imprevistos. Es por ello que, en colaboración con la Universidad de Burgos en el año 2015, nació la Cátedra «Miradas por el Autismo», una inciativa pionera en España por las características que tiene.

Esta iniciativa arranca con la colaboración activa del Instituto Público de Investigación Polibienestar (Valencia), en su condición de entidad asociada. Es un centro especializado en investigación y consultoría de políticas sociales, perteneciente a la Universidad de Valencia y dirigido por Jordi Garcés, Catedrático Príncipe de Asturias en la Universidad de Georgetown.

Objetivos:

R

Centralizar las iniciativas del ámbito del autismo que se convocan desde la Universidad (como el premio «Cátedra Miradas por el Autismo»).

R

Fomentar iniciativas de investigación, formación e innovación en este campo, y el reconocimiento de un punto de encuentro de los distintos agentes implicados (comunidad universitaria, especialistas y profesionales del ámbito del autismo, investigadores y sociedad en general). 

R

Profundizar en el conocimiento, estudio, difusión y sensibilización sobre los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA).

Inicios

Una vez creado este nexo de unión entre un gran ente de la educación, como es la Universidad de Burgos, y la Fundación Miradas se han llevado a cabo diversas actividades para normalizar el mundo del Autismo y saber más sobre cómo son estas personas. Además, gracias al trabajo de todos los que la integran, actualmente la Cátedra está implicada en varios proyectos europeos, e incluso en uno internacional con la Universidad de Belgrano (Argentina).

Desde el momento de su creación, la Cátedra Miradas por el Autismo ha realizado muchas actividades, e incluso se ha creado de un título propio específico en aplicación de TICs para la intervención de personas con TEA que ya lleva varias ediciones.

Sin embargo el punto de inflexión fue a partir de mediados de año en 2016, con un curso de verano de la Universidad de Burgos. En él profesionales, familias y personas interesadas en el TEA pudieron actualizar su visión sobre él, así como aprender a valorar la importancia de seguir investigando para la detección temprana. Además se desarrollaron habilidades para dar apoyo a lo largo del ciclo vital a las personas con TEA.

Esto permitió que a lo largo del curso  2016-2017 hubiera mucha más actividad de la Cátedra, puesto que se lanzó una nueva edición del título propio de las TIC’s y se realizaron una serie de conferencias y charlas sobre los TEA en diferentes campos, como la neurología (gracias a la colaboración de Víctor Ruggieri).

Desde su origen la Fundación Miradas, además de realizar y colaborar en proyectos locales y nacionales, también cuenta con proyectos a nivel europeo con diferentes objetivos, como mejorar la inclusión laboral de personas con TEA, o el proyecto de apoyo para mejorar la inclusión educativa de alumnos con TEA en países del este.

Poco a poco estos proyectos y actividades han hecho crecer a la Fundación Miradas, por lo que en 2017, en una de las reuniones de la Cátedra entre la UBU y Autismo se realizó la propuesta de crear un premio para fomentar la realización de Trabajos Fin de Máster con fines de investigación, lo que actualmente es el ‘Premio Cátedra Miradas por el Autismo‘. Este premia a un estudiante con una beca de hasta 1.500€ para financiar una estancia de investigación y llevar a cabo el desarrollo práctico de su trabajo si el tema del TFM es adecuado para ello (los temas se encuentran en el Anexo I de la convocatoria).

Aun con todo el trabajo que lleva a sus espaldas Fundación Miradas y la UBU siguen trabajando unidas gracias a la Cátedra, y así en marzo de 2018 se firmó un convenio de colaboración con el grupo GRINUBUMET. Este grupo trabaja en el diseño de herramientas heurísticas para aplicar a problemas reales y reducir el tiempo de resolución de conflictos (de manera satisfactoria). Así, mediante técnicas de inteligencia artificial y minería de datos (en las que este grupo tiene experiencia), el equipo intenta desarrollar modelos de estudio de los TEA para que los diagnósticos se hagan lo antes posible cuando haya alguna evidencia para poder minimizar los efectos que tiene sobre las personas.

Además de este convenio de colaboración la UBU ha cedido a Fundación Miradas la utilización de varias salas de la Facultad Politécnica para las actividades propias de la Fundación como ocio o la realización de proyectos científicos para personas con Trastorno del Espectro del Autismo de Alto Funcionamiento.

Dentro de las actividades llevadas a cabo por la Cátedra Miradas en 2019 se encuentra la charla «Una aproximación al Autismo desde la Neurología y la Genética» de la mano de los profesionales Víctor Ruggieri y Claudia Arberás. En ella hablaron sobre los orígenes del autismo ya que, aunque se desconoce su origen, sí se sabe que tiene un fuerte componente genético, por lo que los estudios se centran sobre todo en estos campos.

Redimensionar imagen